Directorio De Artículos - Contenido Gratis Para Blog En Español

Política, deporte y violencia

     

  Página Inicial   Publica Tu Artículo  Contáctanos   web tracker        Síguenos en Twitter  Síguenos en Facebook
Bookmark and Share    A Favoritos     Hacer Página de Inicio            PUBLICA TU ARTICULO

Publicar Artículos En Español - El Directorio De Artículos En Español

Sponsors
Categorías
Arte y Humanidades
Historia
Fotografia
Literatura
Auto-Ayuda
Ciencia
Mundo Animal
Astronomia
Ciencia Social
Lenguajes
Arqueologia
Antropologia
Deportes y Recreacion
Deportes
Viajes y Turismo
Autos
Aventura
Economia y Negocios
B2B
Finanzas
Compras
Empleo
Educacion
Universidades
K-12
A Distancia
Entretenimiento
Cine y Video
TV Shows
Musica
Humor
Gobierno
Politica
Leyes
Impuestos
Hogar y Jardin
Internet & Computadoras
Software
Web
Blogs
Juegos
Noticias
Periodicos
Radio
El Tiempo
Referencia
Guias Telefonicas
Diccionarios
Dichos y Refranes
Regional
Paises
Ciudades
Sitios de Interes
Salud y Medicina
Enfermedades
Medicamentos
Nutricion
Psicologia
Sociedad y Cultura
Sexualidad
Religion
Gastronomia


Política, deporte y violencia

===========================================================

Autor: Alcides Pimentel Paulino

Lecturas

1367

Website:
Autor desde:  18/2/2009 - 18:57
Categoría: Noticias
Visualizado: 1367 veces.
Publícalo En Tu Blog |Versión para Imprimir | Enviar a un Amigo | A Favoritos
 

Política, deporte y violencia

Se dice que practicar deporte promueve la estabilidad mental, la autoestima, que nos permite evadirnos de los problemas cotidianos, que reduce la agresividad, sin embargo cuando mezclamos política y deporte todos estos efectos positivos suelen desaparecer y transformarse en violencia. En este contexto, muchos aficionados utilizan los eventos deportivos o los triunfos de sus equipos como un escaparate en donde exponer su rabia y su descontento.

En el deporte, como en pocas de las actividades humanas que realizamos, se hace tan evidente la lucha que se produce cuando intentamos humanizar nuestra herencia biológica. Al analizar la violencia en general, nunca podemos perder de vista que formamos parte de los seres vivos que habitamos el planeta, de modo que tenemos una base homínida que nos impulsa a competir, a ser agresivos y a utilizar la violencia en la consecución de nuestros objetivos.

El deporte es un fenómeno de masas que tiene mucha importancia en las sociedad contemporánea, ya que sirve para acercar a los pueblos y establecer contactos de forma pacífica. Conociendo este hecho, deberíamos utilizar el deporte para luchar contra la violencia o la discriminación, por ejemplo. Los Juegos Olímpicos, los mundiales de futbol, la NBA, el béisbol o la Fórmula 1, son acontecimientos de masas que nos deberían ayudar a difundir mensajes de paz y respeto por los demás.

A pesar de los esfuerzos que se han hecho desde organizaciones como FIFA, numerosos grupos utilizan los eventos deportivos para provover actitudes racistas, xenófobas o violentas. En numerosos estadios españoles y europeos es común ver esvásticas o cruces gamadas, banderas preconstitucionales (las del águila franquista) o banderas Rebeldes, Dixie o Navy Jack, sin olvidarnos de los abucheos que reciben los "jugadores de color" en algunos de ellos.

En el fondo estos pitidos no solo van dirigidos a los jugadores negros, sino que acompañados por la parafernalia simbólica se convierten en un rechazo hacia todo el colectivo "inmigrante" en general. La sociedad no tendría que ser tan permisiva con este tipo de actitudes, que podrían alterar la convivencia y generar problemas de orden público. Algunos medios de comunicación magnifican este tipo de acciones y actiudes porque entienden que en nuestra sociedad, la violencia es la que vende. Siguiendo este argumento, muchos telediarios parecen más una lista de sucesos que un resumen de la actualidad.

El meollo de la cuestión es que nuestras ultramodernas sociedades dejan poco margen para que los descontentos se manifiesten, por lo que muchos de ellos se ven obligados a aprovechar las oportunidades que brindan las celebraciones deportivas como excusa, pero también porque les permite camuflarse mejor entre la multitud cuando realizan sus actos vandálicos. Es evidente que en la mayoría de los casos, los detenidos poco tienen que ver con el deporte sino que son victimas de un sistema al que consideran injusto y opresivo. Esta es la razón por la que aparcen con tanta frecuencia grupos de extrema derecha y antisistemas cuyo objetivo no es otro que el de reventar cualquier celebración a la que tengan acceso a través de altercados con la policía o destrozando el mobiliario público o privado. Para estos alborotadores la aparición en los medios de comunicación es la que mide su éxito o fracaso.

Según los Mossos (policía autonómica catalana) 16 de los 115 detenidos en las Ramblas de Barcelona por daños y enfrentamientos tras las victorias del FC Barcelona en la Liga y en la Copa del Rey, tenían antecedentes penales y policiales diversos, entre ellos robos, tráfico de drogas, violencia de género, agresión sexual y conducción bajo los efectos del alcohol. Resulta curioso pensar que ninguno de estos angelitos había sido detenido con anterioridad, cuando la mayoría de los arrestados tenía entre 19 y 31 años. Ante este tipo de individuos, comerciantes, vecinos y autoridades se encuentran desprotegidos, ya que la colocación de cámaras de seguridad en la vía pública es objeto de debate porque atenta contra la intimidad de las personas. Pocos de estos individuos se detienen a pensar en que sus actos dañan la imagen de la ciudad a nivel internacional. La victoria en la Champions nos demostró que las autoridades no han aprendido la lección.

En demasiadas ocasiones, numerosos grupos ultras utilizan los partidos de fútbol para difundir su mensaje como queda expuesto en el interesante libro "Diario de un Skin" del periodista español Antonio Salas. En Inglaterra, ocurre algo parecido con los hooligans. En Francia, muchos de los aficionados más violentos proceden de la banlieue. Como he dicho antes, se trata de aprovechar el trampolín mediático que significa un estadio de fútbol como plataforma para difundir sus mensajes.

En España, en concreto, la extrema derecha y el fútbol están tan relacionadas porque no existen partidos fuertes que aglutinen a la extrema derecha y porque la compleja composición sociopolitica impiden que aparezcan con fuerza este tipo de partidos a nivel nacional. La España de las autonomías posibilita la aparición de partidos de extrema izquierda (independentitas), en cambio obstaculiza la articulación de la ultraderecha. En Cataluña y el País Vasco, un partido de extrema derecha inevitablemente, se opone a las diferencias socioculturales de esas regiones, por lo que se convierten en grupos radicales que atentan contra la propia comunidad.

Cuando se mezclan los sentimientos con la política los resultados pueden ser imprevisibles. Jean-Marie Le Pen no considera como suya la selección francesa de fútbol por el gran número de africanos y magrebíes que forman parte de ella. En España, una de las razones por las que despierta tanta simpatia el Athetic de Bilbao es porque solo juega con futbolistas vascos, lo que en el resto del Estado se traduce en empatía y se los considera como nacionales. Se trata de una radical, pero arriesgada y respetada elección que no se contradice con la "Ley Bossman".

Es habitual en nuestra sociedad extrapolar asuntos que nada tienen que ver como podemos observar en los debates de cara a las elecciones europeas del 7 de junio. En Grecia no se olvidará la gestión del Ejecutivo heleno, mientras que en el Reino Unido el escándalo de los gastos de los diputados aún es noticia de rabiosa actualidad. Por cierto, no hace falta ser un "gurú" político para vaticinar una abstención récord y una derrota del PSOE debido a la actual coyuntura económica que vive el país. Por suerte para el PSOE, y por degracia para el PP, el resultado de estas elecciones no sirve para pronosticar lo que pasará en las generales, ya que la gente suele votar en función de la gestión actual del gobierno en funciones. De este modo el resutado de las europeas se convierte en un toque de atención para Zapatero y su gobierno.

Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se espera que la participación ronde únicamente el 37% , por lo que la abstención podría superar el 54,6% del 2004. La crisis económica, la abstención y los brotes de violencia detectados en diversos países forman un "cóctel molotov" que no puede obviar ningún gobierno. Como se viene observando en el fútbol, la actual situación económica provocará un incremento de los radicales de izquierda y de derecha. Por este motivo se espera que partidos como el British National Party (BNP) en el Reino Unido, el Frente Nacional en Francia o la Liga Norte en Italia obtengan unos buenos resultados.

El deporte, fruto de los múltiples intereses en juego, ha perdido su parte lúdica, y se ha convertido en un negocio más. Clubes deportivos como el Manchester United o el FC Barcelona no tendrían una proyección internacional tan importante si no funcionaran como una empresa cuyo máximo objetivo son los beneficios. Llegados a este punto lo que intereza es ganar, de la forma que sea posible, volviendo caducas las famosas palabras del barón Pierre de Coubertin: " lo importante es participar". Nuestra sociedad idolatra a los ganadores y crucifica a los perdedores. Ser un PERDEDOR es lo peor que te puede pasar. No se trata de nada extraño, ya que el dinero, en una sociedad tan materialista está asociado a los ganadores.

El aumento de la violencia en los espectáculos deportivos va ligado al aumento de los estupefacientes, pero también se debe a que vivimos en un mundo cada vez más competitivo ¿La violencia está en los individuos o en la sociedad? Se podría decir que se encuentra en ambos, pero que se autoalimentan el uno al otro. Existen serias dudas en relación a la existencia de un gen de la violencia. De hecho todos podemos ser violentos en un momento dado, sin embargo el problema es controlar esa ira que todos llevamos dentro, ya que dicho gen parece manifestarse con más frecuencia en los grupos marginales y en los individuos conflictivos. Según sicológos y sociólogos la violencia está muy relacionada con el nivel socioeconómico de las personas. Según la sociología del deporte, la violencia, como en la vida cotidiana, no es irracional, ya que siempre existen motivos que explican estos comportamientos.

La civilización nos ayuda a controlar la violencia, pero solo la disminuye no la hace desaparecer. De hecho numerosos grupos cultos y educados pueden tornarse violentos cuando sus privilegios y sus beneficios se ven amenazados. La violencia humana provoca un dilema a biólogos, sociólogos, antropólogos y sicólogos, ya que se trata de un aspecto que aumenta en nuestras desarrolladas sociedades modernas. Podriamos afirmar, por tanto, que el ser humano es violento por naturaleza.

Aunque nadie lo diga de manera explícita, hemos trasladado nuestro lado más competitivo al ámbito deportivo. Por esta razón, deportes como el boxeo, la lucha libre o las artes marciales se basan en la violencia controlada, es decir con unas reglas. Es lo que se conoce comunmente como "fair-play". En algunas ocasiones nos obsesionados con el juego limpio, cuando somos conscientes de que los deportes más atractivos son también los más violentos. Se suele decir con demasiada fracuencia que si no hay violencia no es deporte.

La violencia en el deporte está muy relacionada al tipo de sociedad competitiva que hemos creado, por tanto tendríamos que prohibir rotundamente la exibición de simbología que incite a la violencia en los rescintos deportivos. Se trata de acabar con la doble moral que rodea al tema, ya que la juventud suele interpretar esta permisividad como si se tratase de algo normal.

La política y el deporte tienen que analizarse por separado, cada una en su contexto, ya que su unión genera una confusión que nos conduce inexorablemente hacia el abismo de la violencia irracional.

Alcides Pimentel Paulino

Artículo publicado en Articulandia.Com

Sobre el Autor:
Alcides Pimentel Paulino
El autor es Geografo, articulista y empresario.

 
Artículo publicado en Articulandia.Com
Autor de este artículo: Alcides Pimentel Paulino
Website del Autor:
 

Deja Tus Comentarios


Publícalo En Tu Blog


Bookmark and Share

Atencion - La utilización y distribución de este artículo en otros sitios web es autorizada manteniendo sin cambios el contenido. Esto incluye enlaces activos existentes y la caja amarilla con la información del autor. Cualquier modificación inhabilita a la utilización de este material. El enlace a www.articulandia.com también debe ser mantenido intacto.

 
 
©Copyright 2006-2016 - Todos los Derechos Reservados.

Sitio Administrado por: Articulandia.Com

 
 

Política de Privacidad     Articulandia.Com   ©2011

Directorio De Artículos